Aprendió a jugar tenis, al polo, recorrió Manhattan en helicóptero y ahora se unió a la moda del país del norte y se animó a un jugadísimo cambio.

Luego de su separación de José Ottavis en mayo de 2016, Victoria Xipolitakis prometió que iba a empezar a divertirse. Y está cumpliendo su juramiento al pie de la letra. Hace casi tres semanas que está de vacaciones y no para de mostrar en las redes sociales todas las locuras que hace alrededor del mundo.

Luego de las fiestas, Vicky empezó a viajar por el mundo. Su itinerario de viaje comenzó en punta del Este, Uruguay, y aún no tiene fecha ni punto de finalización.

Tras cruzar el charco, la rubia se fue a México para estar presente en el casamiento del corredor mexicano de Fórmula 1 Esteban Gutiérrez con Mónica Casán Nader. Luego de la velada de lujo, aprovechó para instalarse en un conocido all inclusive, donde aprendió a jugar tenis.

Después de divertirse en playas caribeñas, la amiga de Moria Casán aterrizó en Nueva York, donde hizo un exclusivo viaje en helicóptero y conoció Manhattan desde el aire.

En «la gran manzana» se instaló en el hotel de Donald Trump y fue a ver la reconocida obra «El rey león» en el teatro Minskoff.

Tras varios días en Nueva York, se fue a La Florida, donde aprovechó para ponerse el traje de baño, tomar sol y hacer una producción de fotos hot arriba de un inflable con forma de flamenco.

En el sur de Estados Unidos se instaló en un hotel de lujo llamado The Breakers, que tiene vista al mar y cuesta algo así como 4 mil pesos la noche.

Además de disfrutar de las playas y los lujos, Victoria también aprendió a jugar polo ¿con su nuevo novio? La modelo exhibe como aparende este deporte junto a un «profesor» que se muestra muy interesado en incursionar a la vedette en el mundo de los caballos.

«¿Cuándo voy a jugar yo? ¿Dónde está la pelota?», pregunta Victoria arriba del caballo. «Prestá atención, doblá con cuidado. Muy bien Vicky ¡What a player! (que jugadora)», le responde su profe particular.

La modelo también tuvo tiempo para ir a ver un entrenamiento de polo. Si, parece que a pesar de que vive en el país del polo por excelencia, ella viaja a Estados Unidos para hacerse fanática de este deporte: se sentó en una silla vip y observó con lujo de detalle cada jugada.

Luego de dormir en un hotel lujosos y de aprender a jugar polo, la modelo se tomó otro avión y se fue a la Costa Oeste: esta vez el destino elegido fue California, donde aprovechó para hacerse un increíble cambio de look.

Victoria pasó del rubio al rosa. «Cambio de look. Pelo rosa», publicó en su cuenta de Instagram, junto a una foto de su nuevo color de cabello.

A pesar de que en California está lloviendo, ella se animó a cruzar el popular Puente Golden Gate con zapatos.

Luego de caminar por un buen rato con unos zapatos super altos, la modelo aprovechó para decansar. Se subió a un bicitaxi y recorrió San Francisco.