En España, la Argentina Polo Academy reactiva el Club Polo del Sol

La escuela reinaugura el club, situado en una finca de 170 hectáreas en La Barca, el próximo fin de semana con un torneo de exhibición y varias actividades complementarias.

La Argentina Polo Academy acaba de aterrizar en La Barca de la Florida para gestionar el Club Polo del Sol, que después de algunos años de inactividad vuelve en formato de academia-escuela con la idea de reverdecer laureles de un deporte que hace años tuvo un enorme impacto en la ciudad. No en vano, la Real Sociedad Jerezana de Polo fue el primer club creado en España y en Europa de un deporte practicado por reyes y nobles y que se pierde en el tiempo.

Una de las principales ideas de la sociedad que comienza a regentar el Club Polo del Sol es «romper con esos tópicos y mitos de que el polo es un deporte elitista y caro», argumenta Fidel Rodríguez, gerente de la Argentina Polo Academy. Como carta de presentación, el club situado en una impresionante finca de 170 hectáreas en La Barca de la Florida va a organizar un torneo del 18 al 21 de mayo en el que van a participar cuatro equipos: dos de Sevilla, uno de Sotogrande y otro formado por los monitores de la academia. Los argentinos constituyen una de las principales potencias del polo en el mundo y esta academia pretende exportar el modelo que ya utiliza en su país. «Abrimos en Jerez nuestra sede europea porque sabemos de la importancia de esta ciudad con el mundo del caballo y del polo. Ha sido uno de los motivos en recalar aquí». El interés de la academia argentina no es nuevo, según apunta Fidel Rodríguez: «Han sido dos años de negociaciones con el propietario de la finca» hasta alcanzar un acuerdo.

El nuevo Club Polo del Sol servirá de academia para todos aquellos interesados en este deporte pero además organizará campeonatos y también rutas a caballo, enfocando el negocio no sólo hacia el mundo del deporte sino también del turismo. Al margen del campeonato que servirá como pistoletazo de salida está ya confirmada la celebración de la Copa de Jerez para 2018, «ya que este año ya existía el compromiso de disputarse en Sotogrande». La localidad campogibraltareña le ha ganado el terreno a Jerez en los últimos años. Allí se disputa la Copa de Oro de Polo y se dan cita cada año los mejores clubes de todo el mundo. «Nosotros no pretendemos hacer competencia a Sotogrande pero sí aspiramos a que Jerez recupere el protagonismo que siempre tuvo en el mundo del polo, revivir todo eso y convertirnos en un par de años en un referente». Pero siempre desde la perspectiva de enfocar el polo hacia un aspecto más familiar. Por eso, las clases que impartirá en la academia el personal cualificado costarán 60 euros para un clase personalizada de una hora y cuarto; también habrá abonos anuales y la posibilidad de pertenecer al club, al margen de que los interesados recibirán una primera clase gratuita de demostración. «Invitamos a todos a que vengan, vean nuestras instalaciones, se tomen un mate argentino y prueben si les gusta. Estoy convencido de que así será». De momento, la academia cuenta con cuatro caballos específicos para jugar al polo, «que tienen unas particularidades especiales al ser ejemplares más pequeños y de gran movilidad. La idea es ampliar el número hasta los veinte. Tenemos unas instalaciones magníficas, tres canchas de polo y 140 boxes en una finca de 170 hectáreas rodeada de olivares».

En España, la Argentina Polo Academy reactiva el Club Polo del Sol