Uno de los más memorables fines de semana de la temporada Europea de polo ha finalizado, y espectadores y jugadores presenciaron dos campeonatos en simultáneo en un esfuerzo increíble de organización en la ciudad multicultural de Berlin. 

Luego de que Irlanda y Francia consiguieron llegar a la final del XI. FIP European Championship el día Viernes, fue tiempo de mudar la emoción del juego al escenario principal: el magnífico estadio Maifeld. El día comenzó con un encuentro entre Polonia y Eslovaquia. Ambos equipos tuvieron la suerte de estrenar la renovada cancha del Maifeld, la cual había sido preparada para la ocasión. El juego abrió con mucha incertidumbre, debido a que ambos equipos son relativamente nuevos, y nadie sabia que esperar de ellos, ni de su caballada. Finalmente, el gran trabajo en equipo de Polonia se impuso, y pudieron triunfar 6,5-4.

El segundo juego del día fue el encuentro entre Italia y Holanda. Se vio a un equipo Italiano renovado, Tuky Caivano y Paolo Grillini, los miembros del equipo, se vieron integrando una nueva formación con Ginevra d’ Orazio (la única mujer en el torneo) y Goffredo Cutinelli. Aparentemente esta fue la formula ganadora, ya que Italia pudo triunfar 6-4 contra Holanda.

Con el escenario de fondo icónico del Estadio Olímpico de Berlin, la Copa Tom Tailor de la Engel & Völkers Berlin Maifeld Polo Cup tuvo lugar. Los equipos Engel and Voelkers (formado por Christopher Winter, Thomas Winter, Tim Ward, y Oliver Winter) jugó la final subsidiaria contra el equipo Eltec (Moritz Gdeke, Niko Wollemberg, Marcos Riglos y Tatu Gomez Romero).

Fue un partido emocionante en el cual Eltec fue capaz de tomar el liderazgo a través de los cuatro chukkers, pero solo con una diferencia acotada, hasta que consiguieron extenderla y ganar por 7,5-10.

Luego del día de polo, cuando el sol se puso, los huéspedes se juntaron nuevamente en el Maifeld para una hermosa cena de gala, en la cual la FIP y los Organizadores agradecieron a aquellos que colaboraron para hacer este evento posible.

En la lluviosa tarde del Domingo, ambos campeonatos regresaron y primero fue tiempo de que Alemania batalle contra Austria por el Bronce. Los chicos Alemanes pelearon duro, mostrando excelente disciplina y sólido trabajo en equipo. A pesar que los locales comenzaron con el pie derecho y mantuvieron el liderazgo hasta el cuarto chukker, Austria, su fuerte oponente, mantuvo a los Alemanes ocupados luchando hasta el final, debido a que de manera sorpresiva, Martin Bleier anotó tres goles consecutivos en el último periodo, obligando al partido a tener un chukker suplementario, probando una vez más que este deporte es extremadamente impredecible. Finalmente, Caspar Crasemann consiguió anotar y terminar este partido a favor de su equipo. El resultado final fue 5-6 para Alemania.

Seguido al bronce, fue el momento más esperado de los últimos diez días: la final del XI. FIP European Championship. El ambiente se notaba tenso, el público expectante y llegaron los finalistas. Louis Jarring abrió el marcador, pero Max Hutchinson no iba a permitir que los azules tuvieran el liderazgo por mucho tiempo: anotó rápidamente y en el segundo chukker, gracias a dos goles de Mikey Henderson y uno de Creighton Boyd, el juego se decidió: los cuatro Irlandeses y sus rápidos y receptivos caballos conseguirían el oro. BPP fue para el caballo de Max Hutchinson, The One Who Got Away.

Como el Sábado, más tarde en el día fue el momento de las finales de la Engel & Völkers Berlin Maifeld Polo Cup. Fue un partido entre el equipo de Uwe Schröder, Tom Tailor, formado por él, Daniel Crasemann, Gastón Maiquez y Cristobal Durrieu; y el equipo Allianz Kundler, formado por Paul Netzch, Juan José Storni, Lucas Labat y Andreas Bihrer. Tom Tailor pudo tomar las riendas del juego desde el comienzo, y a pesar de que este tuvo que ser interrumpido debido a la intensa lluvia, continuó poco después y el equipo de Hamburgo mantuvo el dominio, finalmente ganando y llevándose la deseada Maifeld Polo Cup a casa.