Durante un encuentro realizado con autoridades de la Asociación Argentina de Polo, el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, desmintió los rumores que hablaban de una posible venta del Campo Argentino de Polo y la posterior construcción de torres de lujo. Fue primicia de la Polo World Magazine.

El martes pasado el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, desmintió definitivamente los rumores que hablaban de una posible venta del Campo Argentino de Polo y la posterior construcción de torres de lujo, durante un encuentro realizado con autoridades de la Asociación Argentina de Polo.

Las versiones surgieron luego de una publicación de la revista especializada Polo World Magazine, la cual adelantó que en el ministerio de Desarrollo Urbano de la Ciudad trabajan en un proyecto para mudar el Campo de Polo, ubicado en la intersección de las avenidas Libertador y Dorrego.

Si bien desde el Ejecutivo porteño siempre dejaron en claro que el predio no es propiedad de GCBA sino del Ejército Argentino, y sus funciones dependen del Comando de Remonta y Veterinaria con sede en el barrio de Las Cañitas, los rumores perduraron.

En el ambiente del Polo estaban más que seguros de que la idea era trasladar «La Catedral» a otro predio, posiblemente al Hipódromo de Palermo. El objetivo era, según ellos, desarrollar allí un complejo de torres, habida cuenta de que el valor del metro cuadrado en esa zona no baja de los 4 mil dólares.

Larreta desmintió dichos rumores hoy junto al jefe de Gabinete, Felipe Miguel, y autoridades del deporte ecuestre, como el Gerente general de la Asociación Argentina de Polo, Ignacio Manifest, el Vicepresidente de la Asociación Argentina de Polo, Juan Badiola, el presidente de la Asociación Argentina de Polo, Francisco Dorignac, y el consejero de la Asociación Argentina de Polo, Carlos Miguens.