El equipo asiático ha conquistado el mediano hándicap y la Copa de Plata con la hija y el sobrino del sultán como capitanes.

Los príncipes de Brunéi son la sensación de los torneos estivales de polo de Sotogrande. Cuando todo llega a su fin con las finales de la Copa de Oro, la principal competición en el Santa María Polo Club, dos ilustres figuras emergieron sobre todas las demás. La princesa Azemah Bolkiah y elpríncipe Bahar Jeffrey. Sus altezas de Brunéi han sido algunos de los grandes triunfadores del verano en el global de la competición. Pese a sus reticencias a ser destacados y entrevistados por los medios de comunicación «por motivos de seguridad» –la princesa se marchó cuando sus fotos se hicieron públicas–. Los dos han sido vencedores en sus respectivos hándicaps. Sus equipos se han convertido en una de las sensaciones de este agosto en las canchas gaditanas. El Brunéi Polo Team está de moda y los príncipes, que cuando no jugaban solían asistir a la zona vip para ver los partidos de sus rivales, reinaron en «el juego de la bocha» sobre las sobre verde sanroqueño.

La que más sorprende y más miradas atrae es la bella princesa Azemah. Vestida de naranja cabalga por el campo comandando el mediano hándicap.La única mujer que integra y capitanea un equipo de hombres en el verano español. En una escuadra, que completaban Guillermo Willington, Facundo Fernández Llorente y Rosendo Torreguitar, la princesa fue una más del juego. Luchó, galopó y goleó al nivel de sus compañeros. Su destreza ha asombrado a los que han visitado las canchas de polo.

La hija del sultán Hassan al Bolkiah se destapa como una amazona imperial dentro de la cancha. Fuera, sin embargo, parece una frágil adolescente de amplia sonrisa que llegó «con muy pocas expectativas», pero que ha conseguido alzarse con la victoria. «Partido a partido vi que podíamos lograr algo grande, hasta que llegamos a la final y terminamos ganándola», señaló la princesa a los medios especializados, tras alzarse con la victoria en el primer torneo que ha competido. Una victoria que era sólo un aviso a navegantes, ya que los príncipes de Brunéi llegaron este año a Sotogrande para hacer mucho ruido.

El príncipe Bahar Jeffrey, sobrino del sultán y primo de la princesa, tampoco se ha quedado a la sombra en cuanto a trofeos. Es el patrón del equipo Brunéi, ha sido elegido el mejor director de equipo de cuántos han pasado por Sotogrande este verano. Un galardón individual que completa con la victoria de su equipo en la Copa de Plata del alto hándicap. El propio príncipe estuvo a lomos de uno de los corceles durante el torneo, demostrando que no sólo es un buen patrón, sino también un experimentado jugador. Bahar Jeffrey capitaneó un equipo el que destacan dos históricos de este deporte, como David Stirling y Pablo MacDonough.

El príncipe Bahar Jeffrey ha heredado la afición de su padre, el multimillonario príncipe Jeffrey, que destacó sobre la cancha hasta que su hijo le tomó el relevo, para seguir acumulando victorias para el equipo que lleva el nombre del país al que representan. El príncipe Jeffrey fue también la compañía de honor que tuvo Don Juan Carlos de Borbón, cuando acudió a la final de la Copa de Oro que cerró la temporada internacional de polo.