Con motivo de la llegada Año Nuevo Persa se celebró un simbólico partido de polo en la plaza Naqsh-e Yahán de la ciudad iraní de Isfahán, 25 de marzo de 2017.

Al principio de la ceremonia los jinetes desfilaron con sus caballos alrededor de la antigua plaza de Isfahán, donde está el palacio de Chehel Sotún (Cuarenta Columnas), para dar la bienvenida al Noruz y luego se concentraron en la plaza de la urbe para iniciar el juego tradicional de polo. La plaza de Naqsh-e Yahán es considerada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco.

El polo es un deporte tradicional de equipos cuyo origen está en Irán y que se extendió por todo el mundo.

Durante la celebración de Año Nuevo Persa se realizan celebraciones y juegos tradicionales en todas las provincias de Irán para mostrar la historia y las costumbres de pueblo persa y vivificar sus raíces tradicionales