Entre el 20 y el 25/8 se realizó en las caballerizas del Club Río Grande, ubicado sobre la Ruta 34 en Luján, la XI Edición del Curso de Petiseros que organiza la Asociación Argentina de Criadores de Caballos de Polo (AACCP), con el auspicio del Ministerio de Agroindustria de la Nación y de la AAP.

En los 6 días que duró el curso, el alumnado tuvo clases teóricas, entre las cuales se destacaron diversas charlas dictadas por profesionales de la materia; y prácticas, como las visitas a las caballerizas de los clubes Sol de Agosto, Ellertstina y Alegría.

El curso, mixto, recibió charlas de Liderazgo y Trabajo en Equipo (dictada por Diego Uranga); Bienestar Animal (Dra. María de la Paz Salinas); Hechura (Ezequiel Correa); Alimentación (Agustín Pico); Training (Lucho Llorente); Herrajes (Federico Oyuela); Aplomo (Bill Buchanan); y Vocación (Pichi Mentana), entre otras.

El sábado 25 fue el momento de la entrega de diplomas para los 24 graduados, 21 hombres y 3 mujeres, quienes recibieron su preciado diploma de manos del presidente de la AACCP, Santiago Ballester.

Desde la AAP creemos fuertemente que la formación de gente y de personal que trabaja en la industria del polo, es un gran motor para nuestro país. La industria de nuestro deporte es un fuerte generador de empleo en Argentina, ya que hoy en día genera 30.000 puestos de trabajo en forma directa y más de 100.000 en forma indirecta.

El polo es una actividad de mano de obra intensiva que brinda grandes oportunidades de inserción laboral, no sólo a gente capacitada, sino también a personas de escasa formación y bajos recursos. El empleo de petisero/a es altamente demandado en el país y en el exterior y es por eso que año a año cada vez son más las personas que se capacitan para ingresar en la industria del polo.